Famosos Del Mundo

FamososDelMundo.Com

Ella guardó una grabadora en su pelo mientras la operaban. Lo que escucho de los doctores te dejará en Shock

Ser médico es una de las profesiones más nobles que requieren de mucha valentía, dedicación y pasión pues quienes la ejercen tienen la vida de miles de personas en sus manos. Además, se requiere de profesionalismo y mucho respeto y es lamentable que a la paciente Ethel Easter, no haya corrido con la suerte de ser atendida por médicos que en verdad amaran su trabajo.

Ethel había tenido una discusión con su médico antes de ser programada para una operación. Una chica bastante desconfiada que creyó que este atentaría contra ella durante la operación, así que decidió esconder una grabadora encendida durante su operación.

Los médicos hicieron su trabajo correctamente, sin embargo, al escuchar la grabación dejaron ver que carecen de valores y profesionalismo pues en todo momento atacaron a la paciente denigrándola como mujer y ser humano.

La discusión entre paciente y médico surgió a raíz de que Ethel no soportaba el dolor abdominal y tras ser diagnosticada con una hernia hiatal, esta suplicó y exigió ser operada lo más pronto posible pues el dolor era sumamente insoportable. Sin embargo, a pesar de tu petición el médico con ironía, enojo y a manera de burla la cuestionó sobre quien era ella para exigir, recalcando que solo era una paciente más que debía esperar su turno, así que terminó programándole la operación para dentro de dos meses.

Sin poder hacer nada más, Ethel esperó con sufrimiento esos dos meses y cuando por fin llegó el día de ser operada decidió esconder en su cabello una grabadora encendida pues no confiaba en el todo en su médico tras aquella discusión. En la habitación no sólo se encontraba el médico altanero sino también varias enfermeras, otros médicos y anestesistas, sintió un poco de calma pues creyó que nada le sucedería con tanto profesional presente, sin embargo, erró totalmente. Ninguno de los presentes daba el ancho para estar en dicha sala de cirugía.

Esta historia se desarrolló en Houston, los presentes hicieron su trabajo ¨correctamente¨ pero en cuanto a tratar al paciente con respeto y cuidar de su integridad, fracasaron. Sin excepción, todos se burlaron de ella, no sólo de su persona en si sino de su físico principalmente. Los insultos fueron variados, incluso enfermeras mujeres participaron en algo tan bajo. No importó que la operación hubiese terminado, la dejaron desnuda por varios minutos tan solo para continuar burlándose de ella, ¨me sentí abusada¨, declaró Ethel.

Los presentes demostraron la carencia de educación y valores, incluso mujeres también participaron, lo que resulta más lamentable aun. Comentarios denigrantes para Ethel, críticas acerca de su cuerpo y comparaciones con la protagonista de la película Precious. Definitivamente estas personas no debieron ser médicos.

A pesar de no atentar contra su salud, pero si humillarla, terminaron administrándole un medicamento que produce efectos secundarios en las personas que son alérgicas a la penicilina, de antemano el médico sabía que Ethel era alérgica a ella y aun así se la dio, esta terminó presentando dificultad para respirar y duró días con el brazo inflamado.

¨Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida¨

Trata a los demás como te gustaría ser tratado y practica valores ¡es gratis! Lo mejor de todo es que ello te hace un mejor ser humano.

Fuente: falsoamor.us

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Famosos del mundo © 2015 Frontier Theme